Ver más Áreas de Conservación en: Panamá

Localización y Descripción General

La región del Darien, abarca la provincia panameña del Darién, las comarcas indígenas de Guna Yala, Madugandí, Wargandí, Emberá-Wounaan, los distritos de Chimán y el este de Chepo, todos en la República de Panamá, y el norte de los departamentos del Chocó y Antioquia, al oeste del golfo de Urabá, en Colombia.

El significado de Darién se origina en la lengua hablada por los indígenas Cueva, ​ una tribu indígena que fue exterminada por los Conquistadores a lo largo del siglo XVI. Precisamente del nombre Tanel o Tanela, río que desemboca en la margen izquierda del bajo Atrato. El río Tanela (el Aluka Tiwal de los nativos), españolizado y degenerado por la pronunciación, quedó con el nombre de Darién. ​ Con este nombre se designó a la región en donde se asentaron y a las diferentes comunidades indígenas que allí estaban o se establecieron.

Características

Las precipitaciones pluviales alcanzan de 1.700 a 2.000 mm anuales en las inmediaciones de la ensenada de Garachiné, con un marcado período de sequía entre los meses de enero a abril. No obstante, en las zonas de piedemonte y valles del interior de la provincia la precipitación puede superar los 8000 mm anuales y prácticamente no hay estación seca, por estar enmarcada en la región considerada más lluviosa del planeta. La temperatura varía según la altitud entre 17° y 35 °C, Los distintos tipos de suelos y su aptitud de uso están principalmente asociados a sus variaciones topográficas y a los materiales geológicos generadores.

La región posee una naturaleza densa y agreste. El bosque tropical en el Parque Nacional de Darién es tan denso que es el único lugar en Panamá donde no llega la carretera Panamericana (que corre desde Alaska hasta Argentina).

Biodiversidad

El Darién es el lugar que posee el mayor número de récords de pesca deportiva que cualquier otro sitio en el mundo, así como también es el hogar del Águila Arpía, el ave predadora más grande del mundo, una vez en peligro de extinción y ahora rehabilitándose gracias a conservacionistas.

Darién es considerada como una de las regiones de Centroamérica de mayor diversidad biológica y en ella existe una gran variedad de paisajes que van desde planicies litorales y costas bajas hasta colinas y zonas montañosas altas. Esta es la región de Panamá que más se asocia con selvas, manglares y ríos caudalosos; impresiones que vienen desde la época de la conquista, y aún persisten en la mayor parte de la población, en parte por la relativa inaccesibilidad del oriente del país.

Si bien, estudios realizados indican la existencia de una gran diversidad biológica, que incluyen especies de amplia distribución y endémicas, conocidas sólo para la provincia de Darién, se presume que las condiciones de altura y precipitación que existen en las áreas montañosas de esta región (cerros Pirre y Tacarcuna), hacen de estas áreas un lugar en el cual pueden existir especies de plantas y animales, no descritos por la ciencia.

Tipos y Gravedad de las Amenazas

El Darién es el principal receptor de colonos provenientes del oeste del país, y a la vez de una gran cantidad de actividades extractivas de sus recursos naturales. La explotación y uso no planificado de los recursos naturales de la provincia de Darién se da desde la época colonial con la explotación aurífera en la región norte del Darién, en el siglo XVI, y recientemente con la extracción de corcho, tagua y madera con fines comerciales.

No obstante, el uso tradicional de los recursos naturales y la biodiversidad en Darién es imprescindible, en especial para las etnias indígenas, ya que desde tiempos ancestrales su vida ha dependido de actividades como la caza de subsistencia, la pesca artesanal y la recolección de productos del bosque (semillas, frutas, raíces). Adicionalmente, la utilización de los recursos naturales y la biodiversidad está relacionada con creencias mítico-religiosas, usos tradicionales, artesanales y la medicina botánica.

Las plantas son uno de los recursos más utilizados por las comunidades debido a su uso alimenticio, medicinal, ornamental, artesanal, espiritual y como materiales de construcción para sus viviendas. Además de su uso tradicional, las plantas también tienen un importante uso económico para algunas comunidades y sus moradores, a través de la venta de madera. En el ámbito comercial Darién se ha distinguido por ser la fuente de madera más importante del país.

Esta actividad, que ha estado principalmente en manos de grandes compañías madereras, es la que mayor impacto ha tenido en la provincia, ya que la madera es extraída para satisfacer no sólo al mercado nacional, sino el mundial. Normalmente el producto es comercializado a través de intermediarios de la ciudad capital, por lo que Darién no percibe ningún beneficio de esta actividad.

Darién es la provincia con la mayor cantidad de cobertura boscosa de Panamá, (75% de su territorio y 37.5% a nivel nacional), también es la que más bosques pierde anualmente, según datos de la ANAM (INRENARE, 1995), que indica, además de la cobertura boscosa existente, la cantidad de bosque perdida en el país entre 1987 y 1992.

La cantidad bosques talados en Darién representa el 36.2% de la superficie deforestada en el país, lo que revela que en esta región se eliminó más cobertura boscosa durante esos seis años. Aunque esa cifra representa apenas un 8% de la superficie boscosa de la provincia para el año 1986, la tasa de deforestación de 50 mil hectáreas por año, aumenta a medida que las personas enfatizan la agricultura de subsistencia y ganadería extensiva.

Para la estación seca del período 97-98, la deforestación causada por los incendios forestales incontrolados de Darién y la región este de Panamá, igualó las cifras citadas anteriormente para el periodo 87-92, según la información aparecida en los diarios locales. Sin embargo, cifras oficiales de ANAM para el periodo de diciembre de 1997 hasta junio de 1998, revelaron que se perdieron 77,586 hectáreas de bosques y rastrojos por incendios forestales en todo Panamá.

Estas cifras son mucho menores que las publicadas en 1997 por el Consejo Centroamericano de Bosques y Áreas Protegidas (CCAB/CCAP) de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), para el mismo periodo, que son de 146,860 hectáreas y 104,900 hectáreas de potreros, rastrojos y cultivos, para un total de 251,760 hectáreas afectadas por fuegos en todo el país.

Estado Actual

La designación legal del Parque Nacional Darién (PND), y otras áreas protegidas como el Corredor Biológico de la Serranía de Bagre, Reserva Hidrológica Serranía Filo del Tallo, Humedal Punta Patiño, Reserva Forestal Canglón, Reserva Natural Privada Punta Patiño y Comarca Emberá-Wounaan, contribuyó eficazmente para detener la migración sin control hacia las zonas montañosas y boscosas de la provincia.

Posteriormente, la designación en 1983 del PND como Reserva de la Biosfera, intenta consolidar la protección de estos ecosistemas, a través de una integración equilibrada entre la población y su entorno natural, y así satisfacer las necesidades humanas mediante la promoción del desarrollo ecológicamente sostenible.

The species of the world wait for you.

 

Let’s do it together